Mi Princesa ~ Capítulo 6: Primer Beso


Capítulo 6: Primer Beso

Alexander fue hacía la habitación de la princesa. Estaba preocupado por ella, la actitud de su madre no había sido la mejor. Elise debía estar muy molesta. Golpeó la puerta de la habitación, tras unos momentos le abrió Nana.
- ¿Qué desea?- pregunta
- Quiero hablar con Elise
- Me temo que la princesa no quiere hablar con nadie
- Por favor, necesito hablar con ella, es de verdad importante
- Le avisare que usted está aquí y veré si puede hablar con usted
- Está bien
Nana cerró la puerta y él suspiro. Tenía que hablar con ella, disculparse por lo que había pasado. Abrieron la puerta asustándolo levemente.
- La princesa está durmiendo ahora
- Está bien- dijo algo decepcionado
- No se preocupe señor, cuando despierte le digo que usted quiere hablarle
- Gracias
Nuevamente a puerta se cerró y se fue resignado. Nana se apoyó en la puerta y miro la habitación vacía suspirando. Las cosas que hacía por su princesa.

~ ♕~

La princesa caminaba por el valle que estaba detrás del castillo, quería estar sola, necesitaba tranquilidad para pensar y sabía perfectamente a donde tenía que ir para conseguirlo. Caminado derecho desde la salida trasera del castillo y adentrándose un poco en el bosque se podía llegar a una pequeña cascada. Ella la había encontrado cuando pequeña y siempre venia si necesitaba pensar. Se sacó la capa que tenía puesta y la dejo a un lado, se acercó a la orilla y se acuclillo para ver sus aguas cristalinas. Entonces sintió que alguien se acercaba, pensó que era alguien del palacio que había venido a buscarla, por lo que se levantó rápidamente, pero perdió el equilibrio cayendo hacia el agua. Pero alguien le toma la mano antes que cayera. Ambos se sorprendieron de verse nuevamente y menos en estas circunstancias. Estuvieron unos momentos así, sin hacer nada.
- ¿Me vas a ayudar o me piensas soltar?- pregunto algo asustada
Le tiro del brazo y esta cayó sobre sus rodillas al piso al igual que él.
- Gracias- le dijo suspirando aliviada, él solo asintió- ¿Qué haces aquí?- pregunto
- ¿Acaso no puedo estar aquí?- dijo un poco molesto
- No es eso, es solo que no esperaba encontrarte aquí
- Y yo menos- bufo
- Que pesado eres
- Mira quién habla
- No se puede hablar contigo Derek- le dijo molesta levantándose pero él le tomo la mano e hizo que se sentara de nuevo
- Perdón, quería molestarte un rato pero no tiene gracia si tú no te enojas y en vez de eso te vas
- ¿Por qué siempre me molestas? Nos hemos visto 3 veces y en ninguna hemos podido hablar normalmente
- No lo sé. La verdad es que la primera vez yo no quería tratarte así, en verdad no sabía quién eras y tú te lo tomaste mal, y después en el baile tú seguías enojada así que seguí con el juego.
- ¿Por qué no sabías quién era?- pregunto curiosamente- Tú vives aquí, deberías saber quién era, ¿no?
- Es que yo no venía aquí desde que tenía 10 años- respondió melancólico
- ¿Por qué?
- Me fui a trabajar a otra ciudad
- ¿Desde tan pequeño?- dijo sorprendido
- Si, necesitábamos el dinero para comprar la medicina a mi hermana, ella estaba muy enferma, necesitaba esa medicina para vivir
- ¿Necesitaba?
- Ella murió hace unas semanas- le contesto agachando la mirada
- Dios mío, lo siento muchísimo- dijo llevándose una mano al pecho
- Si, fue terrible pero supongo que donde este ahora está mejor que cuando estaba sufriendo viva, ahora está en paz- se encoge de hombros- Regresé hace una semana donde mis padres, supongo que tendré que seguir trabajando pero ahora puedo trabajar en la ciudad así que no voy a estar lejos de ellos
- Te debo una disculpa- dijo después de unos segundo Elise- No te he tratado con justicias
- No te preocupes por eso- le dijo-, creo que desde que llegue no me divertía tanto- le sonrió- Te ves graciosa enojada- frunció el ceño y sus labios- Si esa misma cara- se rió y ella acerco su mano al pequeño lago y le tiro agua- ¡Oye!- se quejó y ella se rió.
Antes que se pudieran dar cuenta, habían empezado una pequeña guerra de agua. Corrían por la orilla huyendo el uno del otro, se reían fuertemente divirtiéndose un rato.
Elise miraba hacía la cascada ya que Derek se había escondido. Entonces alguien la asusta, da un grito y al darse vuelta para encararlo, piso mal haciendo que nuevamente perdiera el equilibrio, trato de sujetarse en él pero ambos cayeron al agua hundiéndose profundamente. Al salir del agua tosía para recuperar el aire.
- ¿Estás bien?- pregunto Derek
- ¡Me botaste, tonto!- le dijo tirándole agua y riendo
- Fue tu culpa tú te caíste y me botaste- se rió, le fue imposible no hacerlo, nado a la orilla y se salió del agua- Ven- le dijo extendiéndole la mano, ella nado hasta él y le tomo la mano para que la sacara. Cuando estuvo afuera se estrujo el cabello y la ropa, pero obviamente seguía húmedo
- Sácate los zapatos y tu ropa, por lo menos la parte de arriba
- ¡¿Qué?!- dije sorprendía y sonrojada- No voy a sacarme la ropa, me quedaría desnuda
- Te vas a enfermar si no te lo sacas
- ¿Pero que me voy a poner?-él miro la capa que estaba en el suelo y lo tomo
- Es tuyo, ¿no? Póntelo
- Pero…-trato de protestar pero él la interrumpió
- Es por tu bien, Elise
- Está bien pero no me voy a cambiar delante tuto- Derek se rió
- Tampoco te quiero ver, no soy tan pervertido- lo miro incrédula- Vamos, ¿en serio piensas eso de mí? Me ofendes. Bueno, mejor porque no vas atrás de los arboles a cambiarte
- Está bien
Tomo la capa y se fue atrás de unos árboles. Se sacó la parte de arriba del sencillo vestido que llevaba y la dejo a un lado, se puso la capa, tomo su blusa y se tapó saliendo al encuentro de Derek. Cuando volvió no pudo evitar sonrojarse al verlo sin camisa, tenía un torso que cualquier hombre envidiaría. Derek se dio cuenta de su presencia se volteó y la invito a sentarse a su lado. Se acercó tímidamente y se sentó, sujetándose más la capa. Dejo la blusa a un lado para que se secara.
- Sabes, no eres tan pesada como creía- dijo Derek sonriendo
- Supongo que no me pillaste en un buen día
- ¿Por qué?
- Estaba estresada con todo lo del baile- suspiro
- ¡Ah! Si, el baile- dijo con cierto desagrado- ¿Y en que termino?
- ¿Cómo?
- Con quien te vas a casar-dijo dejando de mirarla
- ¡Ah! ¿Para qué quieres saber? Si de todos modos no lo conoces
- Si, supongo que no importa-dijo en voz baja
Se quedaron en silencio durante unos largos minutos. Derek estaba triste y no sabía por qué. Bueno, si lo sabía pero no quería admitirlo. Se negaba a hacerlo. Elise lo miraba de reojo apoyando su cabeza en las rodillas. No sabía que le pasaba, estaba muy serio, le preocupaba. Aunque enseguida se desconcentraba mirando su cuerpo. “¡Deja de mirarlo!”, se dijo a si misma sacudiendo su cabeza.
- ¿Qué pasa?- pregunto Derek
- ¡Ah! ¿Qué? No, nada- dijo nerviosa y sonrojada, él se rio
Miro su blusa y la toco, la estaba seca. La tomo y se levantó aun sujetándose la capa.
- ¿A dónde vas?- pregunto
- A cambiarme la ropa, ya vengo
Nuevamente hizo lo que ya había hecho hace ya una media hora, fue atrás de los árboles y se cambió. Ahora se sentía más cómoda. Volvió y se sentó más cerca de él, no supo por qué lo hizo.
- ¿Te pasa algo?- pregunto Elise
- No, ¿por qué?
- Estas muy serio- suspiro
- No es nada
No hablo más. Ella se quedó mirando la cascada sin decir nada. Derek la miraba, tenía deseo de hacer algo, pero sabía que estaba mal, que no debía. Pero siempre lo había deseado hacer, desde hace mucho tiempo. Lo iba a hacer, estaba decidido.
- Elise- la llamo
Ella se volteó pero él no hacía nada, solo mirarla. Se puso algo nerviosa, pero él lo estaba mucho más.
- ¿Qué pa…-antes que terminara de decir la palabra, Derek se acerca y le da un beso
Elise se sorprendió notablemente, no sabía cómo reaccionar. Era su primer beso… Y no se supone que se lo debía dar a él. ¡Se suponía que debía dárselo a su prometido! Pero no hizo nada, le agradaba la sensación de cosquilleo en su interior. Pero sabía que estaba mal, que no debía, por lo que con la poca fuerza de voluntad que tenía lo empujo suavemente.
- Derek, no- dijo suavemente
- ¿Por qué?
- Me voy a casar, esto no debía haber pasado
- ¿Qué importa eso?
- Importa bastante. Sabes que si alguien se llegara a enterar no se vería bien
- ¿Y qué?
Nuevamente se acerca y la besa. Posa su mano en la mejilla de Elise y con el pulgar se la acaricia. Ella se guarda un suspiro, el cosquilleo que sentía era agradable, relajante. No podía negar que el beso le gustaba. Elise apoyo sus manos en los hombros de él correspondiéndole el beso, él sonreía entre el beso por eso.
- No, no, no- dijo levantándose
- ¿Qué pasa?
- ¡Pasa que lo que paso ahora no debió haber pasado! ¡Dios, ni siquiera puedo hablar bien! Me voy, no puedo seguir aquí
Tomo la capa y salió corriendo de allí mientras él seguía mirándola como se iba con una sonrisa pícara. La mente de Elise rondaba miles de preguntas, dudas. Estaba confundida, muy confundida. Solo quería llegar al palacio y olvidarse de todo esto, pero sabía que no iba a poder olvidar su primer beso.

1 comentario:

  1. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar